crossInstrucciones de la Diócesis de Rockville Centre para la fiesta de San Blas, Miércoles de ceniza y el Rito de Elección en la época de COVID-19

 

La Fiesta de San Blas (Miércoles 3 de febrero de 2021)

Al concluir la Misa o al final de una breve Liturgia de la Palabra, el sacerdote celebrante puede reemplazar la bendición final con una bendición comunitaria de gargantas (cf. Libro de Bendiciones 1626). Esto se hace sin las velas cruzadas, diciendo: "El Señor esté con ustedes". R. / Y con tu espíritu”. Con las manos extendidas sobre la asamblea, dice:

"Por la intercesión de San Blas, obispo y mártir, te libre Dios de todo mal de garganta y de cualquier otro mal. En el nombre del Padre, y del Hijo, + y del Espíritu Santo”. R. / Amén.

Luego sigue la despedida, usando "Pueden ir en paz, la Misa ha terminado", o una de las otras fórmulas que se encuentran en el Misal Romano.

Sin embargo, en el caso de que un párroco decida bendecir las gargantas de forma individual, debe realizarse después de la despedida al final de la Misa o al final de una breve Liturgia de la Palabra. Tanto el sacerdote y / o diácono que administra la bendición como la persona que recibe la bendición deben usar mascarillas. Debe mantenerse una distancia de seis pies. Las velas normalmente se sostienen en forma de cruz, a menudo atadas con una cinta roja. No deben estar encendidas, y la oración "Por la intercesión de San Blas ..." se dice sobre cada persona. No se observa ningún otro gesto que no sea respetar una distancia prudente y hacer la señal de la cruz en la invocación de la Santísima Trinidad. Debe reiterarse explícitamente que las velas no pueden tocar el cuello de ningún miembro de los fieles y luego tocar el cuello de otro. Esto sería una violación directa de los protocolos pandémicos ahora vigentes en nuestra región.

Miércoles de Ceniza (Miércoles, Febrero 17, 2021)

En este momento de la pandemia, la imposición de cenizas de la manera habitual no es posible. Recordamos a los fieles que el miércoles de ceniza no es un día santo de obligación, y que uno no hay obligación de asistir a misa, ni está obligado a recibir cenizas. El 12 de enero de 2021, el cardenal Robert Sarah, el prefecto de la Congregación de Divine Adoración y disciplina de los sacramentos, emitió una nota titulada “Distribución de cenizas en tiempos de pandemia”. En ese documento, el cardenal Sarah da las siguientes instrucciones al clero:

El sacerdote dice la oración para bendecir las cenizas. Rocía las cenizas con agua bendita, sin decir nada. Luego se dirige a todos los presentes y sólo una vez dice la fórmula tal como aparece en el Misal Romano, aplicándola a todos en general: “Arrepiéntanse y crean en el Evangelio”, o “Recuerda que eres polvo, y en polvo te convertirás".

A continuación, el sacerdote se limpia las manos, se pone una mascarilla y distribuye las cenizas a los que se acercan a él o, en su caso, se dirige a los que están en su lugar. El sacerdote toma las cenizas y las esparce sobre la cabeza de cada uno sin decir nada.

Debido a las instrucciones del Cardenal Sarah y debido al estado actual de la pandemia, este año la Diócesis de Rockville Center administrará cenizas a los fieles rociando las cenizas benditas en la parte superior de la cabeza del destinatario. Esta es la práctica tradicional del Rito Romano y actualmente se observa en Roma, en toda Europa y en varias otras partes del mundo.

Este método, arraigado en la tradición bíblica, permitirá que las cenizas se entreguen fácilmente sin haber contacto físico. Rociar cenizas sobre la coronilla recuerda el método bíblico de ponerse cilicio y cenizas como señal de penitencia. Varios relatos de la Biblia mencionan a personas que rocían o arrojan cenizas sobre su cabeza (por ejemplo, Números 19:17, Jonás 3: 6, Nehemías 9: 1, Judit 4:11 y Ester 4: 1). Este gesto, aunque no tan dramático, recuerda esa práctica penitencial. El hecho de que las cenizas no sean visibles también ayudará más claramente a quienes las reciben a poner en práctica la enseñanza del Evangelio señalada para el día de realizar la penitencia en privado. Además, es útil recordar que en el bautismo, fuimos ungidos en la coronilla. Las cenizas que se impondrán sobre la coronilla significan nuestro arrepentimiento del pecado, que ha empañado la gracia del Bautismo.

El Rito de Elección (domingo, Febrero 21, 2021)

Debido al estado actual de la pandemia, y debido a las estimaciones de casi mil participantes en toda la Diócesis este año, no es posible realizar las celebraciones habituales a gran escala. R.I.C.A. permite que el Obispo Diocesano delegue su papel a otros (R.I.C.A., 122).

En consecuencia, en la Diócesis de Rockville Center este año, el Obispo Barres delega a cada párroco su permiso para que celebre el Rito de Elección en su parroquia.